Posts Tagged “Relatividad General”

  

     KILIEDRO:  kiliedro.com 

  Kiliedro, en colaboración con el Dr. Brotons ( http://jbrotons.bubok.com/), doctorado en filosofía, ha tenido la gentileza de invitarme a escribir un artículo sobre mi nueva teoría conectada. Al haber en la red suficiente información sobre la misma, hemos pensado que sería preferible un artículo inédito que induzca a reflexionar sobre las diferencias entre la teoría de la relatividad de Einstein y la teoría conectada.

  Para ello, a lo largo de las siguientes líneas se irán formulando las preguntas que alumbran algunas de las claves que deben permitir al lector, muy respectiva y correspondientemente, rechazar y escoger entre relatividad o teoría conectada. (Continúa en el enlace al pie de este artículo)

 

Xavier Terri Castañé

Septiembre 2009

 

LAS ECUACIONES DE EINSTEIN DE CAMPO GRAVITATORIO: kiliedro.com

LA RELATIVIDAD GENERAL DE EINSTEIN ES A LO SUMO UNA TEORÍA SOBRE LA GRAVITACIÓN: http://vixra.org/abs/0910.0038

Comments No Comments »

 

(TRACTATUS PHYSICO-PHILOSOPHICUS)

LA PARADOJA DE LOS GEMELOS DE LA TEORÍA DE LA RELATIVIDAD ESPECIAL DE EINSTEIN: http://www.bubok.com/libros/10519/La-paradoja-de-los-gemelos-de-la-Teoria-de-la-relatividad-de-Einstein

viXra. org: http://vixra.org/abs/0909.0022

EINSTEIN vs TEORÍA CONECTADA: http://teoraconectada.scoom.com/

 

DEMOSTRACIÓN SIN FÓRMULAS MATEMÁTICAS DE QUE LA TEORÍA DE LA RELATIVIDAD DE EINSTEIN ES FALSA

PALABRAS CLAVE: reloj lumínico, dilatación del tiempo, contracción de Lorentz, Einstein, relatividad especial, relatividad general, Efecto Doppler, redshift gravitatorio, transformaciones de Lorentz, paradoja de los gemelos

 

EL RELOJ LUMÍNICO

Un fotón se caracteriza por su frecuencia. Un reloj lumínico es el que se construye con la frecuencia de una luz monocromática (caracterizada por su frecuencia única) y cuyo funcionamiento, como el de cualquier otro reloj, se basa en la regla: ‘determinado número constante de oscilaciones = una unidad de tiempo’. Su calibre, que se escoge arbitrariamente, se define como el número de oscilaciones de la luz que determinan una unidad de tiempo. Cada 100000 oscilaciones un segundo, por ejemplo.

COMPARACIÓN MÚTUAMENTE SIMÉTRICA

Para estudiar la relatividad del tiempo necesitamos comparar relojes que sean idénticos. De lo contrario, si los relojes no fuesen idénticos y funcionaran ya a priori distintamente, de nada serviría compararlos.

Además esta comparación tiene que ser mútuamente simétrica. De lo contrario, si asimétricamente privilegiáramos ya a priori al reloj A con respecto al B o a al reloj B con respecto al A, de nada serviría aducir que las posibles ulteriores diferencias en sus respectivos registros temporales son una verdadera consecuencia de la relatividad del tiempo, pues tales diferencias podrían ser atribuidas a las asimetrías introducidas ya a priori en el método de comparación de los relojes idénticos.

Definición de ‘método de comparación mútuamente simétrico’: Dados dos observadores A y B, A utilizará para construir su reloj lumínico la frecuencia de un rayo de luz monocromática que B envía hacia A; y B utilizará para construir su reloj lumínico la frecuencia de otro rayo de luz, idéntico al anterior, que A envía hacia B. (Los rayos intercambiados son numéricamente distintos, hay dos rayos y no uno, y énticamente idénticos, los dos rayos, con total independencia de la frecuencia que pueda recibir el receptor, tienen la misma frecuencia desde el punto de vista del emisor: su frecuencia propia.)

Para no introducir ninguna asimetría en el método de comparación de relojes idénticos, A y B se intercambian sendos rayos lumínicos. (De hecho, si el método de comparación de dos relojes idénticos no fuese mútuamente simétrico, entonces estos dos relojes no serían en realidad idénticos.)

Sólo cuando se presupone, simétricamente, que A y B se relacionan intercambiando señales lumínicas tiene sentido empezar a reflexionar sobre la relatividad del tiempo. La relatividad relacional del tiempo. No absoluta. En caso contrario, ¿qué sentido tiene afirmar que el tiempo es relativo? ¿Existen aún movimientos absolutos? ¿Acaso un reloj es “consciente” de que se está moviendo con respecto a “no sabe qué” y, en consecuencia (‘en consecuencia’ según la relatividad, claro), “sabe” que tiene que dilatar el tiempo que registra? ¿Es consciente un fotón, que al igual que cualquier otro reloj se caracteriza por su calibre o frecuencia, que para él, según sostienen ciertas lumbreras que aún defienden la relatividad, “el tiempo no pasa”? ¿No resulta paradójico que el tiempo no pase para el propio instrumento encargado de medir el tiempo? (ver La paradoja del fotón atemporal, en la pág. 10 de La paradoja de los gemelos de la teoría de la relatividad de Einstein )

Para demostrar la verdad, no nos hará falta ni una sola fórmula matemática.

LA DILATACIÓN DEL TIEMPO DE LA RELATIVIDAD ESPECIAL

A se considera en reposo y B se mueve a una determinada velocidad con respecto a A. A mide el tiempo con un reloj lumínico construido con la frecuencia de un rayo de luz que B envía hacia A.

B se considera en reposo y A se mueve a una determinada velocidad con respecto a B. B mide el tiempo con un reloj lumínico construido con la frecuencia de un rayo de luz que A envía hacia B.

A y B son simétricos y utilizan el método de comparación de relojes mútuamente simétrico. Por la simetría del movimiento, la velocidad de B con respecto a A es la misma que la velocidad de A con respecto a B (salvo signo). ¿Para quién de los dos el tiempo transcurre más despacio, o más rápido? ¿A o B? ¿B o A?

En el ejemplo precedente, el método de medición para averiguar una posible relativización del tiempo se ha sustentado en una comparación mútuamente simétrica, Para no introducir ninguna asimetría ya a priori, A y B se han intercambiado sendos rayos lumínicos, con los que han construido sendos relojes lumínicos. Es fácil de ver que con tales relojes, que son idénticos y funcionan relacionalmente por intercambio de luz, el tiempo transcurre exactamente igual para A que para B. Luego, la dilatación del tiempo de la relatividad no existe. (El efecto Doppler que detecta A para el rayo de luz que B envía hacia A es exactamene el mismo, por la simetría del movimiento, que el efecto Doppler que detecta B para el rayo, idéntico al anterior, que A envía hacia B.)

Sin sofismas. No hace falta un número infinito de relojes, bastan dos, para demostrar que la dilatación del tiempo de la relatividad especial es falsa. (La “demostración” relativista de la dilatación del tiempo sustentada en el famoso reloj de espejos, ideado por Einstein y que aparece descrito en ‘el fin del espacio-tiempo roto‘, es un sofisma: se basa aún en la ya superada métrica del teorema de Pitágoras, que es una métrica absoluta, no relacional.)

La relatividad especial es falsa.

¿Que la dilatación del tiempo está “verificada” empíricamente con suma precisión? ¿Cómo lo está? Con tramposos mesones, muones, relojes atómicos,… y toda esa extrañísima fauna que la escuela relativista usa a su antojo para intentar convencernos -engañarnos- de que las piedras caen hacia arriba y los círculos son cuadrados. ¿Cómo se garantiza que semejante tipo de “relojes” puedan ser idénticos? Si se consigue verificar que dos partículas tienen una distinta vida media, esto nunca significa que se haya conseguido verificar con “suma precisión la dilatación del tiempo de Lorentz, sino que estas dos partículas en realidad son distintas, no son “relojes” idénticos. Además, las personas sensatas, cuando quieren concertar una cita, convienen en verse cuando las manecillas de sus respectivos relojes están en determinada posición, no cuando ya se hayan estropeado o dejado de existir, un determinado número estadístico de relojes de determinada vida media, o determinada fecha de caducidad.

La teoría relacional se puede permitir el lujo de dudar incluso del concepto ‘fotón’: la frecuencia de la luz, esté o no la luz compuesta de fotones, es algo que se mide a diario en el más humilde de los laboratorios.

No hace falta ni recurrir a evidencias empíricas para refutar la relatividad especial. Ha sido suficiente con pensar simétricamente para demostrar que la dilatación del tiempo es falsa.

Las transformaciones de Lorentz de la relatividad especial son un mero juego matemático que no tiene ni pies ni cabeza. Son absurdas. Hay que refutar las transformaciones de Lorentz de Einstein y sustituirlas por las nuevas transformaciones relacionales de la teoría conectada.

EL REDSHIFT GRAVITATORIO Y LA RELATIVIDAD GENERAL

El redshift gravitatorio es un fenómeno comprobado empíricamente: Dado un rayo de luz que se propaga en dirección vertical, está comprobado que los observadores estacionarios situados a un mayor potencial gravitatorio (mayor distancia al centro de la fuente gravitatoria, mayor “altura”) miden una menor frecuencia lumínica que los situados a un menor potencial (menor altura).

A se encuentra a mayor altura que B. A mide el tiempo con un reloj lumínico construido con la frecuencia de un rayo de luz que B envía hacia A. Como A está a mayor altura que B, debido al redshift gravitatorio, el reloj de A funcionará más despacio que el reloj de B.

B se encuentra a menor altura que A. B mide el tiempo con un reloj lumínico construido con la frecuencia de un rayo de luz que A envía hacia B. Como B está a menor altura que A, debido al redshift gravitatorio (en este caso sería mejor llamarlo “blueshift”. Pero como la estructura matemática de la relatividad es asimétrica, el lenguaje ordinario que genera cuando se la intenta explicar es también asimétrico), el reloj de B funcionará más rápido que el reloj de A.

A y B utilizan el método de comparación de relojes mútuamente simétrico, pero no son simétricos. El párrafo anterior no es válido si intercambiamos A por B y B por A, pues si A se encuentra a mayor altura que B, entonces B sabe que B está a menor altura que A y, por tanto, B, lo mismo que A, reconoce que A se encuentra a mayor altura que B.

Es fácil de ver que ambos estarán de acuerdo en que el tiempo es relativo a la altura (al potencial gravitatorio) y que el tiempo de A transcurre más despacio que el tiempo de B. Luego, el tiempo va más despacio a mayor altura.

La métrica de Schwarzschild de la relatividad general afirma lo contrario de lo que demuestra el reloj lumínico, que “el tiempo va más rápido a mayor altura”. Luego es falsa.

Si la métrica de Schwarzschild es falsa, entonces las Ecuaciones de Einstein de campo gravitatorio, a partir de las cuales se deduce la métrica de Schwarzschild, son falsas. (http://www.kiliedro.com/index.php?option=com_content&task=view&id=449)

¿Que la relatividad general está “verificada” empíricamente con suma precisión? Más aún lo está el redshift gravitatorio. Además nos podemos permitir el lujo de no utilizar ni siquiera el concepto ‘fotón’: la frecuencia de la luz es algo que se mide a diario en el más humilde de los laboratorios.

Por mucho que los relativistas intenten persuadirnos, la experiencia, el redshift gravitatorio, jamás ha “verificado” empíricamente la relatividad general. Al contrario, la refuta con meridiana claridad.

La relatividad general es falsa.

La teoría de la relatividad, especial + general, es falsa.

En realidad es la pura lógica la que ya ha refutado con meridiana claridad la teoría de la relatividad. Relativistas, por muchos que sean los intereses en juego, ¿a quién pretendéis aún engañar?

No hace falta recurrir a la experiencia para ver que la relatividad destroza la lógica.

No hacen falta fórmulas matemáticas para demostrar que la relatividad es falsa. Cierta mentira. Para demostrarlo, como acabamos de comprobar, basta con un simple “cálculo de proposiciones”.

El tiempo de la relatividad ha llegado a su fin.

LA RELATIVIDAD DEL TIEMPO. RELACIONAL Y NO ABSOLUTA

Sólo después de habernos asegurado una total simetría, relojes lumínicos idénticos y método de comparación mútuamente simétrico, es posible empezar a reflexionar con sensatez sobre la relatividad del tiempo. Si A y B no son simétricos, entonces tal vez es posible que el tiempo muestre su naturaleza relativa. Si A y B son simétricos, entonces es del todo imposible: el tiempo tiene que transcurrir exactamente igual para ambos. Lo contrario sería contradictorio. Idea de no armonía nunca. Paradójico. Lo real simétrico no es lo asimétrico irreal.

 ¡Quién no recuerda la fascinantemente fascinante contradicción de los gemelos! (http://teoraconectada.scoom.com/2009/08/20/la-contradiccion-de-los-gemelos/) Todas las gloriosas verificaciones de la escuela relativista acerca de la relatividad del tiempo son falsas. Mentiras ciertas que están infectadas por el movimiento absoluto implícito en la paradoja de los gemelos.

¿Que es el tiempo en sí el que es relativo? Esto es más absurdo aún que el metafísico tiempo absoluto de Newton. Sobran comentarios.

¿Que es el tiempo el que es relativo en sí y su relatividad es independiente de los tipos de relojes usados para verificarla? Entonces ¿por qué la escuela relativista se preocupa tanto en elegir tan celosamente sus tan “precisos” relojes? ¿Por qué no “verifica” el redshift gravitatorio con un reloj de péndulo?

El fenómeno del redshift gravitatorio lumínico se deduce, desde el punto de vista de la teoría, a partir del elemento de matriz temporal de la métrica del espaciotiempo: ¿No significa esto que el tiempo al que la teoría se refiere es el tiempo registrado por un reloj lumínico, y no otro? ¿Por qué la teoría de la relatividad es incompatible con el reloj lumínico? (Es fácil demostrar que según la relatividad general, en un campo gravitatorio el funcionamiento del famoso reloj de espejos de Einstein depende de su orientación espacial, otra de las tantas cosas de la relatividad que no tienen ni pies ni cabeza. La teoría conectada permite demostrar que el reloj de Einstein se comporta igual que un reloj lumínico.)

El pensamiento lúcido nunca convierte lo simétrico en asimétrico. Una teoría está obligada a definir coherentemente, sin trampas y sin una ulterior necesidad de tener que rectificar mediante asimetrías a priori una vacilante definición inicial, lo que ella entiende por ‘reloj’. La relatividad es incapaz de hacerlo. La relatividad se niega a definir lo que ella entiende por ‘reloj’. Cualquier definición que ensaye la aboca al absurdo y a la contradicción. Por eso se puede permitir la estulta libertad de elegir el extraño reloj que le venga en gana en cada caso para “verificar” lo que se le antoje “verificar· y, por eso mismo, no se (le) puede permitir la astuta libertad de que elija en cada caso el reloj que le venga en gana: que permanezca obligada a elegir el que le permita “verificar” empíricamente todas sus extrañas estupideces. ¡Cómo la relatividad de Einstein va a definir qué es un reloj si no comprende lo que es el movimiento, si aún cree en los movimientos absolutos y verdaderos de Newton!

Nunca nadie sabrá qué es ‘el’ tiempo (admito, al menos, que yo no lo sé). Sin embargo, la relatividad del tiempo no es nada misterioso: tan sólo hace referencia a la comparación relacional de las oscilaciones de la luz. Si el tiempo es relativo, entonces es relacional. (En tanto que las coordenadas espaciales también son relacionales y el espacio absoluto no existe, algo similar le dijo Leibniz a Newton, pero, claro está, no fue Leibniz el que supo crear la teoría de Newton.)

El tiempo tiene que ser amoldado a la invariancia universal de las leyes físicas. Puesto al servicio de la absoluta relatividad del movimiento.

La nueva revolución copernicana: La teoría conectada.

P.D.: Pregunta: ¿Por qué la velocidad local de la luz es la misma para todos los observadores? Respuesta: Porque para todos los observadores locales la luz recorre exactamente la misma longitud en exactamente el mismo tiempo. La contracción de longitud y la dilatación del tiempo de Lorentz no existen.

Fantásticas y más de un siglo más actuales que las de Lorentz-Einstein, en próximos artículos iré explicando (por si todavía queda alguien que, por ser demasiado inteligente, todavía no las entiende.. o no le interesa entenderlas) cómo funcionan mis nuevas transformaciones relacionales.

XAVIER TERRI CASTAÑÉ

22 de Septiembre de 2009

 

alipso.com

Es el fin del espaciotiempo roto.

     Sobre la dilatación del tiempo y la contracción de longitud de Lorentz-Einstein:
    Alipso.com (documento Word)
      monografías.com

Comments 11 Comments »

Así se inicia el debate que se estableció en Guateciencia entre Enrique de Guateciencia y yo.

Lo trascribo para vuestro disfrute. Sacad, vosotros mismos, las conclusiones.

  • Xavier Terri Dice:
    Julio 1, 2009 a las 2:44 am Los agujeros negros son consecuencia de creer que los graves se mueven según geodésicas gravitatorias. El primer y segundo elemento de matriz de la métrica de Schwarzschild son el inverso matemático el uno del otro. Pero si fuesen iguales entre sí, entonces, incluso con total independencia de los posibles ceros e infinitos matemáticos, los conos de luz nunca se cerrarían. No habrían ni horizontes de sucesos ni agujeros negros (ver pág. 5).
    La teoría conectada, la única alternativa posible a la relatividad general de Einstein, es la solución a los problemas de la física teórica actual. Pueden consultarla en “xavier terri” (google) o en bubok.com.
    Xavier Terri
    Terrassa, 1 julio 2009
  • Enrique Dice:
    Julio 1, 2009 a las 1:25 pm Xavier Terri,tu afirmación no es correcta. En primer lugar los agujeros negros no son consecuencia de una creencia. Existe una gran cantidad de evidencia observacional acerca de su existencia. Segundo, la geometría del espacio-tiempo de un agujero negro puede expresarse en varios sistemas de coordenadas. El que los conos de luz se cierren es un efecto de las coordenadas de Schwarzschild. Una transformación de coordenadas elimina este problema.Antes de buscar teorías alternativas habría que entender bien las teorías existentes.
  • Xavier Terri Dice:
    Julio 6, 2009 a las 5:00 am Enrique,
    estoy completamente de acuerdo con su última frase admito que no entiendo la teoría de la relatividad. Para nada.
    No niego la existencia real de objetos con radios inferiores al de Schwarzschild. Cada 2×3 se anuncia el descubrimiento de alguno de ellos, que, en lenguaje relativista, denominan agujero negro. Pero, entonces, la relatividad general tiene un problema, pues deja de ser aplicable. En el horizonte de sucesos se producen ceros e infinitos matemáticos, y en su interior, raíces cuadradas de números negativos.
    Los conos de luz se cierran y se generan, por “efecto” Schwarzschild, agujeros negros.
    Ese “efecto” se puede subsanar con un cambio de coordenadas. Se refiere usted a las coordenadas de Kruskal-Szekeres (1960). En éstas, los conos de luz ya no se cierran. Luego, según la relatividad ¡existen, o no, los agujeros negros? ¿A qué “lenguaje” hay que hacer caso, al dialecto de Schwarzschild o al dialécto de Kruskal? (Es una lástima que una teoría que presume de la libertad de ser expreseada en cualquier sistema de coordenadas, al final se vea obligada, para intentar subsanar el “efecto Shwarzschild, a usar unas coordenadas en concreto).
    Carece de sentido “ver” objetos que son imposibles de ver La pregunta clave es: ¿Acaso se han detectado fenómenos en los que objetos con radio inferior al crítico emitían, en contra de lo que sostiene la relatividad, grandes cantidades de energía, de luz? Parece que sí. Con lo cual lo único que de un modo sensato acaso se ha podido verificar empíricamente es que la relatividad es falsa.
    Estoy en completo desacuerdo con su última frase. Siempre, sin prejuicios, hay que crear. Buscar la verdad
  • Enrique Dice:
    Julio 6, 2009 a las 10:28 am Xavier,Tanto las coordenadas de Schwarzschild como de Kruskal representan la misma geometría, que es la de un agujero negro. Los ceros e infinitos de la métrica de Schwarzschild son producidos porque el sistema de coordenadas no es lo suficientemente bueno para cubrir la región cerca del horizonte de eventos. Estos sistemas de coordenadas no son lenguajes diferentes, pues representan la misma geometría de espaciotiempo. Para verlo es necesario calcular cantidades que no dependan del sistema de coordenadas. Por ejemplo, trayectorias de partículas, que corresponden a curvas geodésicas. Incluso al calcular el escalar de curvatura se puede ver que es finito en el horizonte de eventos y que la única singularidad sucede realmente en el origen de coordenadas.

    ¿Acaso se han detectado fenómenos en los que objetos con radio inferior al crítico emitían, en contra de lo que sostiene la relatividad, grandes cantidades de energía, de luz? Parece que sí.

    Si entiendo bien la pregunta, me parece que la respuesta no es correcta. ¿Existe alguna referencia donde se muestren tales observaciones?

    Saludos,

    enrique

  • Xavier Terri Dice:
    Julio 8, 2009 a las 2:18 am Enrique,
    veo que hace partícipe a las geodésicas, sobre las que al principio yo ya le había hablado, de su razonamiento.
    Nada tiene de extraño que, tras el mencionado cambio de coordenadas, se puedan obtener algunas cantidades finitas en el radio crítico (el escalar de curvatura). Pues tal cambio es “singular”, precisamente, en el radio crítico. No es más que un artificio matemático con el que se neutraliza un infinito con otro infinito.
    Algo parecido puede hacerse con las raíces cuadradas de números negativos. Se puede trabajar con la unidad imaginaria, raíz de -1, con la esperanza de que una ulterior concatenación de afortunados cálculos permita eliminarla. Una vez ya en el laberinto relativista, si por fortuna logramos salir, ¿adónde habremos ido a parar?
    En efecto, tanto en un sistema de coordenadas como en el otro, la geometría es la misma. El cambio de coordenadas fracasa: no consigue eliminar el “efecto” Schwarzschild.
    Sí, tiene razón, a mi tampoco me parece que el sistema de coordenadas relativistas sea lo suficientemente bueno.
    Soy consciente que me dirijo a un gran especialista en relatividad. No dudo que todo lo que usted dice es cierto… SI la relatividad es cierta.
    No cabe la menor duda de que si se descubriera un objeto con un radio inferior al crítico que emite luz, la relatividad quedaría refutada al instante. ¿Usted cree que esto nunca ha sucedido? Parece que sí. En la versión española de Investigación y Ciencia, abril 2009, Pankaj S. Joshi, tan de la escuela relativista como pueda serlo usted, hace un esforzado malabarismo para definir “un agujero negro sin la parte a la que éste debe su adjetivo” (”singularidad desnuda”, pues así, según afirma, “las singularidades desnudas explicarían los fenómenos de altas energías observados por los astrónomos…”
    Aunque usted me respondió con un tajante “tú afirmación no es correcta”, no cabe la menor duda que si el primer y segundo elemento de matriz de la métrica fuesen iguales (y no el inverso el uno del otro, Schwarzschild) hubiesen sido innecesario tanto diálogo. ¿No es acaso el objetivo ad hoc del cambio de coordenadas, del que usted me habló, conseguir que el primer y segundo elemento de matriz sean iguales, precisamente lo que le advertí desde un buen principio?
    Pero un métrica de este tipo, en coordenadas espaciales esféricas y sin necesidad de verse forzosamente obligado a cambiar de coordenadas, es totalmente imposible… SI la relatividad es cierta.
    Todo lo que usted dice, no lo dudo, es cierto… SI la relatividad es cierta. Todo lo que yo digo, no lo dude, es cierto… SI la teoría conectada es cierta.
    ¿Hay vida más allá de la secular teoría de la relatividad?P.D.:Las ecuaciones de movimiento de la teoría conectada NO tienen nada que ver con las geodésicas relativistas.
  • Enrique Dice:
    Julio 8, 2009 a las 11:47 am Xavier,

    Nada tiene de extraño que, tras el mencionado cambio de coordenadas, se puedan obtener algunas cantidades finitas en el radio crítico (el escalar de curvatura).

    El escalar de curvatura es el mismo en cualquier sistema de coordenadas. Ese el propósito de definir cantidades invariantes. Podés hacer el cálculo en la métrica de Schwarzschild y ver que no hay nada raro ocurriendo en el radio crítico. Hacer el cálculo es la forma de convencerse a uno mismo de este tipo de cosas.

    La forma de validar teorías es por medio de experimentos y hasta la fecha la relatividad ha pasado todas las pruebas experimentales. Mientras no haya evidencia en contra, seguirá siendo la mejor toería disponible y cuando la haya entonces veremos cómo hacer alguna corrección. La validez de una teoría no se verifica viendo dónde aparecen raíces de números negativos. Mientras uno pueda calcular cantidades medibles, es sólo la comparación con la observación la que puede refutar o establecer una teoría como correcta.

    El sistema de coordenadas es una herramienta que uno elige precisamente para que las cosas se simplifiquen en el análisis. Si el sistema físico presenta inconsistencias en unas coordenadas, pero no en otras, entonces simplemente escogemos las coordenadas en donde se comporta mejor.

    Juzgar una teoría por el sistema de coordenadas es como juzgar a una persona por la ropa que viste.

  • Xavier Terri Dice:
    Julio 10, 2009 a las 2:40 am Enrique,
    es sorprendente que se califique como ‘crítico’ un (pseudo)lugar en el que “no hay nada raro ocurriendo” (Una teoría obsoleta no se corrije, se refuta.)
    Mi comentario era general. Hay cantidades invariantes, no dependen del sistema de coordenadas, y cantidades no invariantes (la que ustedes llaman “tiempo coordenado”, por ejemplo). En una teoría sensata tanto las unas como las otras, sin excepciones, deberían tener un comportamiento sensato. Pero la relatividad “ofrece” la desagradable posibilidad de que algunas puedan ser cero, infinito o un número imaginario. En los casos en los que esta posibilidad se actualiza, suceden cosas raras. Por ejemplo, el tiempo coordenado (es conveniente no confundirlo con el tiempo propio, éste no depende del sistema de coordenadas) que tarda un grave en alcanzar el horizonte de sucesos es… ¡infinito!(aunque pueda proporcionar ciertas cantidades medibles, no creo que sea demasiado fiable una teoría que afirma que el tiempo coordenado que se tarda en viajar de España a Guatemala es infinito).
    En la teoría conectada, sin necesidad de ninguna ulterior modificación ad hoc ni de ninguna forzada transformación “singular” de coordenadas para corregir posibles inconsistencias, ambos tiempos, coordenado y propio, son finitos (la teoría conectada conserva constante la componente temporal contravariante de la tetravelocidad, no la covariante).
    ¿Se pueden resolver este tipo de inconsistencias dentro del marco teórico de la misma relatividad? Tal vez. Usted sabrá (pero yo pienso que no). Insisto y persisto: ¿Hay alguna teoría alternativa que carezca ya de entrada de este tipo de inconsistencias? SÍ, la teoría conectada, que es mucho más que una teoría sobre la gravitación y sobre la que, no sé, tal vez ya hemos hablado demasiado.P.D.: ¿Usted se cree de verdad las historietas de Kip Thorne, el que cuando alza la vista tan sólo alcanza a ver oscuridad?
  • Gustavo A. Ponce Dice:
    Julio 10, 2009 a las 10:55 am Xavier:¿Dónde podemos encontrar alguna publicación para entender la teoría conectada? No estoy de acuerdo con eso de que “las teorías se refutan”; algunas veces sucede, pero no en general. Por ejemplo: la mecánica de Newton sigue funcionando cuando los campos son débiles, las velocidades, pequeñas, etc. Su dominio de validez es limitado, y por ello necesitamos nuevas teorías. Si la teoría conectada es capaz de extender el dominio de validez de la relatividad general, me gustaría conocer los detalles, las ecuaciones, los hechos experimentales/observacionales, etc.
  • Enrique Dice:
    Julio 10, 2009 a las 11:54 am Xavier,De nuevo, lo que llamás inconsistencia realmente no lo es. Que el tiempo coordenado de un evento sea infinito no significa nada porque las coordenadas por sí sólas no tienen relevancia. Ese es precisamente el mérito de la relatividad general. Su formulación no depende del sistema de coordenadas.Un ejemplo de una singularidad de coordenadas más cotidiano es lo que sucede en los polos del planeta. En coordenadas de latitud y longitud cada punto tiene coordenadas únicas, excepto en los polos. En polo norte, por ejemplo, está a 90 grados de latitud, pero ¿cuál es la longitud? podría ser 0, 45, 180, etc. Cualquier longitud se refiere el mismo punto cuando la latitud es 0. Esa es una singularidad de coordenadas, porque quiere decir que cuando estamos en latitud cero podemos avanzar en la otra coordenada, la longitud, ¡pero permanecemos en el mismo punto! Aquí tenemos un caso en donde tus coordenadas te dicen que la distancia entre dos puntos de longitud diferentes es cero, en el “punto crítico” del polo norte (o sur) . Pero no hay nada raro ocurriendo en el polo, simplemente el sistema de coordenadas es singular allí. No hay nada mal con el planeta, lo malo es nuestra elección de coordenadas. Lo mismo sucede con las coordenadas de Schwarzschild.En fin, si la relatividad no pasa tus criterios estéticos, ese no es problema de la ciencia. Mientras una teoría pueda calcular cantidades observables que concuerden con los experimentos, no habrá nada que le quite su validez. La relatividad no puede ser refutada. Se ha ganado su lugar pasando muchas pruebas experimentales. A lo sumo habrá que extenderla o modificarla cuando hayan datos experimentales que no concuerden con sus predicciones.
  •  Xavier Terri Dice:
    Julio 13, 2009 a las 3:46 am Pueden consultarla en “xavier terri” (google) o en bubok.com.
    Aquí encontrarán la teoría relacional, que es una teoría que tan sólo es válida, incluso suponiendo una total ausencia de gravedad, localmente. Introduce la teoría conectada.
    La teoría conectada no se limita a ser una mera teoría sobre la gravitación. A diferencia de la relatividad general, que consta de tan sólo 4+10=14 ecuaciones básicas (movimiento+campo), el nuevo paradigma se construye sobre 4+10+10=24 ecuaciones, cuyo gran logro es la “absoluta relatividad del movimiento”; la abolición definitiva del espacio absoluto.
    Para entenderla hay que saber sintonizar la frecuencia de los nuevos tiempos, y es posible que sus grandes conocimientos de relatividad sean más un lastre que una verdadera ventaja para comprender este cambio de paradigma.
    Les agradezco sinceramente su interés. Hay muchas nuevas ecuaciones pendientes de resolución. Queda mucho trabajo por hacer. Ustedes pueden ser los pioneros de la nueva era de la física.
  • Enrique Dice:
    Julio 13, 2009 a las 5:34 am Xavier… te deseo buena suerte con tus ideas. Talvez si expresás tu “teoría” con un mínimo de rigor científico puede que se entienda algo.Mientras tanto te agradecería que no me hagás perder el tiempo en discusiones que no van a ninguna parte. Ese no es el propósito de este espacio.
  • Xavier Terri Dice:
    Julio 14, 2009 a las 1:48 am Enrique,
    no fue mi intención dejarte en evidencia en “tu” espacio ni evadirte de tu muy serenísimo tiempo.
    Pensé que me dirijí a GuateCiencia, no a guateciencia-ficción anglosajonizada.
    La historia demuestra que la inmensa mayoría de (…).
    Independiente y libre, el sol se mueve…
    Solares saludos, pues.
    Se despide…
    Siglo XXI
  •  

     

    Transformaciones relacionales que sustituyen las transformaciones de Lorentz:

    viXra. org: http://vixra.org/abs/0909.0022

    Métrica de Schwarzschild

    Comments No Comments »